¡Necesitamos un sistema local anticorrupción YA!

6 agosto, 2019

Autor: Documenta_Implicate

En un contexto de encierro, como dentro de un centro de reclusión, ser víctima de corrupción tiene un impacto directo sobre el acceso a servicios tan básicos como la alimentación, el agua potable o una cama. Tiene consecuencias en materia de integridad física y moral, en la solidez de la institución penitenciaria y su gobernabilidad y por supuesto el acceso a la justicia de las personas en conflicto con la ley.

En la Ciudad de México, el pase de lista se paga 10 pesos al día. Siguiendo los resultados de la ENPOL, esto representaría 154,450 pesos pagados en un día y 56,374,250 de pesos pagados por este mismo concepto en el solo año 2016. Las personas privadas de libertad son consideras como un negocio.

A nivel nacional, la capital es una de las entidades que presenta un riesgo más importante en la creación de su sistema local anticorrupción. Firma nuestro comunicado y ayudamos a que instituciones sólidas atiendan el grave problema de la corrupción en el sistema de justicia penal.

 

Deja tu comentario