La reforma de las cárceles de mujeres

29 Ago 2016

Autor: International Centre for Prison Studiesdocumenta

• Las reclusas constituyen una pequeña minoría en todos los sistemas penitenciarios; sin embargo, las cárceles de mujeres se ven afectadas por los mismos problemas que enfrentan todas las prisiones.
• Las reclusas tienen un perfil y necesidades bastante diferentes a los hombres.
• El reducido número de reclusas puede tener como consecuencia que estén encarceladas lejos de sus hogares y que les resulte difícil mantenerse en contacto con sus familiares.
• Las cárceles de mujeres a menudo son pequeños edificios improvisados, equipados con menos instalaciones que las prisiones para hombres.
• Las reclusas por lo general presentan un bajo riesgo de seguridad, pero se las suele encarcelar en prisiones con un nivel de seguridad más elevado de lo necesario.
• A menudo las reclusas han sido objeto de violencia y abusos en sus vidas personales.
• Aunque los instrumentos internacionales de derechos humanos exigen que las mujeres estén separadas de los hombres y sean supervisadas por mujeres, son comunes los casos de abuso sexual, acoso y humillación.
• Las prisiones de mujeres necesitan políticas para la atención de las reclusas embarazadas y de los bebés y niños de las madres encarceladas.
• Para mejorar las prisiones de mujeres se requiere una mejor atención sanitaria, mayor protección contra el acoso sexual, mejores medidas para los niños y las visitas familiares, y programas relevantes de educación y capacitación.

PUBLICACIONES:

Mecanismos externos de inspección, vigilancia y reparación

file_download Descargar

Deja tu comentario