Mejora de la atención sanitaria en las prisiones

29 Ago 2016

Autor: International Centre for Prison Studiesdocumenta

• Todas las personas, incluso las personas detenidas, tienen derecho a la vida, y la sanidad penitenciaria constituye una cuestión clave de los derechos humanos debido a que las condiciones carcelarias suelen poner la vida en peligro.
• Los gobiernos tienen la obligación de atender a los reclusos, y en las prisiones deben brindar una atención médica adecuada de la misma calidad que la brindada a la sociedad en general.
• Normalmente, los reclusos proceden de los sectores de la población con mayores problemas sanitarios y las condiciones del encarcelamiento y la atención médica deficiente pueden perjudicar su salud.
• Las personas con enfermedades mentales están alojadas en prisión cuando deberían estar internadas en un hospital.
• El personal médico penitenciario cumple un papel importante en la protección de los derechos de los reclusos y en la prevención de la tortura y el maltrato.
• Asegurar la independencia del personal médico penitenciario y establecer lazos estrechos con los servicios de salud constituyen reformas importantes.
• Es posible salvar muchas vidas mediante la introducción de métodos de reducción de los daños destinados a prevenir infecciones y el mejoramiento del entorno físico de las prisiones.
• Las intervenciones para reformar el sistema sanitario de las prisiones pueden constituir una vía eficaz hacia una reforma penitenciaria más amplia.

PUBLICACIONES:

La reforma de las cárceles de mujeres

file_download Descargar

Deja tu comentario